Si ponemos la palabra cambio” en un motor de búsqueda nos encontramos con 352 millones de resultados, claro que estos incluyen, por ejemplo, los relacionados con cambio de divisas. Si, en cambio, usamos la palabra transformación en el mismo buscador en Internet, nos encontramos “solamente” con 32 millones.

La palabra transformación está más relacionada con el tema que quiero comentar y, al parecer basado en el número de resultados de la búsqueda, es una palabra muy buscada. Sin duda, la transformación o cambio es uno de los aspectos más inquietantes de la vida del ser humano del siglo XXI.

Ya sea por voluntad propia, lo menos probable, o por necesidad, estamos más expuestos al cambio, a la transformación forzada, ahora más que nunca en la existencia de la humanidad. Y, sin embargo, nuestra capacidad de adaptación como raza humana a muchos de los retos modernos es, por decirlo amablemente, patética, o, en el mejor de los casos, simple maquillaje.